FINANZAS SANAS EN UAEMEX GRACIAS A LA CONFIANZA DE DIPUTADOS MEXIQUENSES

Bajo la administración encabezada por el rector Alfredo Barrera Baca –y ante el desafiante panorama económico que las instituciones de educación superior enfrentaban al cierre del 2018– fue que la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx) delineó una política de contención del gasto liderada por el entonces secretario de Finanzas, Javier González Martínez e implementada conjuntamente con la Secretaría de Administración y la Contraloría Universitaria, misma que dio lugar a la reducción de ciertos costos y gastos a través de los “Lineamientos para el Ahorro y el Fortalecimiento Financiero para el ejercicio fiscal” que permitieron la optimización de recursos para favorecer las actividades primordiales de dicha institución educativa.

De acuerdo con la Cuenta Pública 2019, revisada y aprobada en junio del año pasado por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), la UAEMéx logró sanear sus finanzas e incluso, como cada año, pudo otorgar un incremento salarial en beneficio de los empleados universitarios. Logro que, según reconocen las autoridades universitarias, no hubiera sido posible sin los $379 millones de pesos de ampliación presupuestal al subsidio ordinario proveniente del Gobierno del Estado de México (GEM), mismo que fue promovido por el gobernador Alfredo del Mazo Maza y avalado por los propios diputados de la 60 Legislatura local.

Al respecto, los integrantes de la Cámara de Diputados mexiquense estuvieron a favor de otorgar a la máxima casa de estudios de la entidad el incremento de recursos con los que, además, la institución pudo integrar dos bonos para los trabajadores administrativos sindicalizados como parte de sus salarios y prestaciones. Es un hecho que el Gobierno del Estado y los legisladores le brindaron un voto de confianza a la Universidad y a su Programa de Ahorro y Contención del Gasto, con el que esta institución educativa logró ahorros por $300 millones de pesos en los dos últimos años, hecho que también se refrendó en el apoyo para comenzar al saldar el adeudo que se tenía con el ISSEMyM.

Con base en estos incrementos y la instrumentación de los lineamientos, la autónoma mexiquense no sólo logró el fortalecimiento de sus finanzas y contribuyó al desarrollo de sus funciones sustantivas, sino que dio una oportuna respuesta a las disposiciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), como la propia Dependencia Federal lo reconoció en su boletín de prensa núm. 334 del pasado 29 de diciembre, donde destaca el invaluable esfuerzo de la UAEMéx al ser, junto con la autónoma de Tabasco, las únicas instituciones de entre las 9 universidades públicas que en menos de dos años resolvieron su problema estructural gracias al ordenamiento de sus finanzas, dando con ello certeza económica a su comunidad universitaria.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario